Y LLEGO LA HORA.

Solo faltan unas horas para la V edición de la carrera “Distrito Minero”. Y puedo decir que estoy nervioso. Mas nervioso que el día de mi primer monologo.

Para empezar he de decir que tengo muy claro que voy a entregar la cuchara. Cuando hice la inscripción pensaba que el tiempo iba a acompañar algo mas para poder entrenar y preparar como mínimo unos 10km con garantías. No ha sido así.

A principios de esta semana la verdad es que estaba un poco bajo de moral, sin embargo después de la salida nocturna con Paco, hubo un cambio positivo.  Durante toda la semana he ido imaginando como será el domingo y lo he visto bien. He visto factible hacerlo. He visto la posibilidad de acabar con dignidad.

Pero, cuando veo el jueves que mi compañero para la carrera hace lo que mejor sabe hacer que es caerse en bicicleta y a media tarde la noticia de que lo operan del hombro… En otro momento tal vez habría dicho de dejar la carrera. Nada mas lejos de la realidad. Ha sido un acicate bestial . Ahora no solo lo hago por mi, lo hago también por él . Va a ser algo especial.

El caso es que estoy con fuerzas, animo y optimismo.

El objetivo es claro. Acabar. Me da igual tiempos,  distancia o calor. Quiero disfrutar y pasarlo bien.

Llegó el momento de aplicar lo que durante tanto tiempo he ido diciendo y mostrando a la gente. Llego el momento de ser positivo, convencido de mis posibilidades y de superar mi limite.

Y para ello, para ACABAR, la consigna de mañana es: “NUNCA, NUNCA, NUNCA, NUNCA, NUNCA RENDIRSE”

Imagen

Anuncios