El inicio.

Todo tiene un principio. Y el mio empieza en septiembre de 2012.

Hoy, y tras varios meses, conozco el motivo. Puedo decir que la incertidumbre puede con los nervios del más templado. Y eso fue lo que me paso. Hoy sé a que le puedo echar la culpa de haber estado sumido en una oscuridad que no deseo a nadie. Familia y amigos han sido claves para poder ver de nuevo la luz.

Si. Lo he pasado mal. No volverá a ocurrir.

El optimismo es mi bandera a dia de hoy. Sé que todo aquello que quiera lo voy a conseguir. Nuevos retos, nuevas metas, nuevos objetivos. Personales. Profesionales. Todos los podre llevar a cabo, no sin esfuerzo ni dedicacion, eso lo tengo claro. Pero NUNCA, y digo NUNCA, dejare que frases del tipo “y dale gracias conforme esta la cosa” o “que no nos falte” se intepongan en lo que quiero.

No podemos dudar de nosotros mismos, ni de nuestras capacidades. Si nosotros no nos valoramos, ¿quien lo va a hacer?

Pensadlo. Y no busqueis excusas mediocres. Para ganar hay que arriesgar. Para ganar hay que invertir. Y que mejor que invertir en nosotros mismos ¿no?Image

Confia en tu instinto. Sabes más de lo que crees que sabes.