Objetivo cumplido.

Bueno pues ya es jueves. Que rápido está pasando la semana.

Y no una semana cualquiera. Como dije en la anterior entrada, esta semana iba a ser “especial”. Volviamos a los inicios.

Pero en contra de lo que preveía, me he encontrado con algo totalmente distinto. Mi predisposición a afrontar y superar el día ha cambiado. Me siento comodo con los auriculares puestos. Estoy facil expresando las cosas a los clientes. En definitiva, estoy bien.

Y no es un bien de: Buenoooo, valeeee no voy mal. NO. Es un bien de: ¡Pues no es para tanto!

Me levanto por la mañana y aunque llueva veo el sol. Me monto en el coche y me motivo con buena musica (gracias Paco por el CD del Tomorrowland). Entro por la puerta, me siento y digo: ¡Venga ostia! Que son pocos y cobardes.

Está claro que lo que nos hace fuertes son las dificultades.

Por eso, hoy puedo decir: “Puedo & Lo Haré”

Imagen

Anuncios